PIEDRECITA
Ministerio de Evangelización e Instrucción Religiosa Laico-Católico, Apostólico y Romano | Condado de San Stanislaus (Modesto, Ceres) CA, EE. UU.

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

Editorial Piedrecita: Publicaciones Laico-Católicas
La Herramienta Que Nos Da Alas de Águila Para Llegar a Dios

Artículo Más Reciente
Viaje al Purgatorio - Jesé Retoño

Viaje al Purgatorio: ¿Qué es en Realidad el Purgatorio?

[Parte 6 de 15]

Esa mañana, me pidió que le buscara un sacerdote, pues él quería confesarse. Un cambio había pasado en él y posiblemente Cristo intervino. Inmediatamente, me dirigí en busca de un confesor y al atardecer, logré traer un sacerdote, y junto con algunos miembros de la familia, tuvimos la visita de un sacerdote de la santa iglesia católica, incluyendo a mis padres.

Algo le pasó a mi hermano, que tomó una decisión muy repentina, pues mi insistencia y la voluntad de Cristo, intervinieron en su decisión. Finalmente, mi hermano se confesó, recibió el viático y a partir de ese momento, solo esperaba el inicio de su partida.

Después de su confesión, lo noté más relajado y mejor dispuesto al trance por el que él debía pasar. Al día siguiente por la mañana, volví al hospital y noté que mi hermano estaba más decaído, sus fuerzas se habían agotado y su voz era mucho más débil, su cuerpo estaba paralizado y petrificado de la cintura para abajo, estaba destruido por la enfermedad, y era cosa de minutos para iniciar su partida de este mundo.

Cuando mi hermano agonizaba, estaba yo a su lado y solo yo “Jesé Retoño”, lo acompañé en su último momento de su vida. Yo lo vi en el momento en que dejó de vivir, cerró sus ojos y la vida se le fue. ¡No lo podía creer! Recuerdo que en lo poco que platicaba me decía que cuando ya se muriera, que quería que lo enterraran, me daba a entender su firme decisión al ver la muerte tan de cerca.

Entonces, me acordé de darle un mensaje. Pues la Virgen de Guadalupe, ha sido en mi alma y en mi corazón la reina de mi vida.

Yo siempre, desde mi niñez, la amé y la veneré hasta el presente. Soy de origen mexicano y como todos los mexicanos amo a la Guadalupana. Al ver a mi hermano en su último momento, y sabiendo que él ya se había confesado y que había aceptado a Cristo de nuevo, decidí darle un mensaje a mi hermano, para que se lo entregará a la Virgen, cuando él ya estuviera en el cielo.

Continuación…

Temas del Blog

This post is also available in: enEnglish (Inglés)