El Mecánico

 

Jese-Retono-Mecanico

¡Hola! ¿Cómo están?
La paz de Cristo sea con todos.
Soy Jesé Retoño.
Les doy un saludo y un abrazo en el nombre de Cristo.

A toda mi audiencia, les deseo lo mejor en sus vidas y la esperanza de llegar a la vida eterna en Cristo nuestro Señor. No me he olvidado de mi misión, la que Cristo y mi Padre celestial me han encomendado, solo que he tomado un receso involuntario, debido a ciertas circunstancias de la vida.

Les doy las gracias muy en especial a aquellos que se han inscrito al boletín de Piedrecita y que permanecen activos y al pendiente de mi evangelio. Los aprecio y los valoro en Cristo.

Después de este receso, ya estoy pronto a continuar con mi misión evangélica, pues es menester que yo entregue al mundo y a la iglesia el mensaje de mi Padre celestial, y el mensaje que Cristo me encomendó también. Estoy consciente de la pandemia que nos azota en el mundo, pero, aun así, sé que debo obedecer a Cristo.

Sepan todos, que este ministerio, no está apoyado económicamente por ninguna comunidad eclesial de mi diocesis aquí en california EE.UU., y ni mi diocesis tiene algún interés de ninguna clase en este ministerio. Soy yo, solo yo, Jesé Retoño, quien me mantengo fiel a Cristo con mis propios recursos, para evangelizar en el mundo. Mi esposa e hijos, son mi único apoyo, pero en especial mi hijo el mayor, pues el dedica su vida junto conmigo, para anunciar el evangelio, aquí en Piedrecita. Su pseudónimo es “León Jesuita”. Él es mi brazo derecho, y por él, miles pueden leer mi evangelio, en el idioma inglés.

Esta es la obligación de todo católico, y es la misión que Cristo nos encomendó en la iglesia, la de extender el reino de los cielos, para que otros puedan llegar a Cristo.

Soy un mecánico, y no me he olvidado de ustedes y ni de Cristo. Tengo herramientas que usar, para llevarlos a la gloria de mi Padre celestial.
Esta semana que entra, continuaré con la siguiente parte de mi introducción, después de haber estado ausente por un tiempo.

Es hora de empezar de nuevo, oraré a Cristo por ustedes y por los pobres de la tierra. Manténgase en sintonía.
Saludos en Cristo.
Jesé Retoño.
Mi hijo “León Jesuita”, les mando un saludo en Cristo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *