¿Falso o Verdadero: Todo está Respondido en la Biblia?

 
La Biblia Iluminada

Notas del Estudiante:

Todo aquel que va a empezar a estudiar la Biblia es recomendable empezar con los primeros 4 Evangelios.

Libro que se usó en la clase: “La Respuesta está en las Escrituras”. La maestra explica que el ejemplo y motivación de este título es cuando Satanás tienta a Jesús en el desierto. Satanás se trata de pasar de muy sabio usando las escrituras para tentar a Jesús, y Jesús responde de igual manera.

 

Piedrecita Respuesta:

Empezar a estudiar la Biblia, empezando por los primeros cuatro Evangelios, según esta recomendación es prueba convincente de que nuestros instructores en el catolicismo están verdaderamente ciegos e ignorantes en materia de religión.

Esto es verdaderamente dar palos de ciego en un asunto que requiere verdadero estudio y conocimiento apologético.

En primer lugar, la Biblia fue escrita por diferentes autores, tiene diferentes libros, diferentes tiempos y la gran mayoría de los libros no tienen ni el nombre del autor, tanto del antiguo testamento como los del nuevo testamento y por si fuera poco, Jesucristo no escribió ni uno de los libros.

Para poder enseñar cualquiera de los libros de la Biblia, hay que conocer al escritor, su cultura y su forma de escribir y entender a quien es dirigido el libro o carta. Ya que los libros no fueron dirigidos a ninguna otra cultura de la humanidad, sino a cierto pueblo o raza o cultura. Por lo que en cualquiera de los libros hay géneros literarios y expresiones muy diferentes a las nuestras, por lo que estudiar los libros aún los evangelios, se requiere conocer los géneros literarios y la cultura de ese pueblo que también es la cultura a la que pertenece o perteneció nuestro Señor Jesucristo, si es que queremos entender bien el mensaje.

Sería mucho más recomendable empezar leyendo los evangelios, pero siempre explicando su origen y cómo interpretarlos dentro del canon de la iglesia o de las enseñanzas de Cristo. Por supuesto que para esto es necesario instruirse en introducción y estudios de la biblia en general.

Además existe un don especial del Espíritu Santo, que debe de tener el que quiera verdaderamente interpretar las escrituras sin error y no dañar a la Iglesia y a la humanidad dando enseñanzas equivocadas.

De lo contrario, terminaremos descubriendo nuestras propias interpretaciones y reflexiones personales que los capítulos y versículos bíblicos nos suelen iluminar con sus frases y expresiones apocalípticas propias de este idioma semítico. En otras palabras leer y estudiar la Biblia a nuestra manera, nos lleva a interpretaciones personales muy equivocadas y hasta nos puede llevar a formar nuestra propia religión y así cada quien formando su propia religión y separándose de la Única Iglesia que Cristo Instituyó.


 

 

La Respuesta está en las Escrituras

Respondiendo a esta respuesta tan común, pues todo mundo suele asegurar que todo está en la Biblia. Por supuesto que es falso pensar que todo está respondido y escrito en la Biblia.

Sería súper interesante que la Biblia me dijera si mañana me voy a sacar el premio loto de la lotería y hasta sería interesante que la Biblia me dijera si voy a pasar el examen de física en la Universidad el mes entrante. Qué maravilla, pero desgraciadamente todo esto es asunto de ignorancia religiosa.

El que Jesús sea tentado en el desierto antes de empezar su ministerio, y que además Satanás se trate de pasar de sabio utilizando las escrituras y viceversa, requiere un entendimiento del plan de Jesús y la razón de por qué Satanás lo ataca respondiéndole con versículos bíblicos.

Sin embrago, esto no es un buen argumento por el que nosotros debamos basarnos en las escrituras para decir que todo está en la Biblia o que debamos prepararnos como Jesús y atacar con versículos bíblicos. Hay que entender que en ese tiempo, sucedió que Satanás lo puso a prueba con las escrituras, por lo que Jesús hubo de responderle con las mismas escrituras, pero además se nos ha olvidado que cuantas veces Satanás ha querido delatar a Jesús públicamente como el hijo de Dios, ahí Cristo lo ha callado y eso no fue escrito en el antiguo testamento.

Además los judíos en el Evangelio de San Juan, lo llaman despóticamente Samaritano, para despreciarlo, por lo que él mismo da pruebas de que no todo está en las escrituras del antiguo testamento.

Es muy mal hábito decir que todo está en las escrituras, porque esto da pie a muchas falsas interpretaciones y a creer en diferentes credos o religiones que las personas pudieran desarrollar.

Uno de los más grandes errores en el catolicismo es el de ver siempre el punto bueno, y el malo nos lo comemos, así que seguimos en los mismos errores, al fin que solo los buenos detalles son los que nos encanta ver.

Jesús nos asegura que el buen Juez empieza por su propia casa y si nosotros no empezamos por corregirnos a nosotros mismos, entonces seríamos como ciegos que van cayendo todos al mismo pozo, y evidentemente esto es lo que está pasando en la Iglesia.

Le recomendamos leer nuestro libro: “Crítica Insólita del Catolicismo: Siglo XXI”.
Gracias y bendiciones para todos.

No todo está escrito en la biblia, en la biblia solo está escrito solo lo que Dios quiso para nuestra salvación.
Atentamente,
Jesé Retoño
Editorial Piedrecita.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *