PIEDRECITA | Evangelización Laico-Católico

La Herramienta Que Nos Da Alas de Águila Para Llegar a Dios

Esta página está tambien disponible en: English (Inglés)

Editorial Piedrecita: Publicaciones Laico-Católicas
La Herramienta Que Nos Da Alas de Águila Para Llegar a Dios

Artículo Más Reciente
Visión de Daniel: Santísima Trinidad

Se Revelará la Gloria de Yahveh

[Parte 13 de 15]

Hay Que Ser Como Cristo

¿Quién no quiere tener mucho dinero? ¿Quién no desea ser famoso? ¿Quién no desea realizar el sueño americano? ¿Quién no quiere un boleto de entrada por siete mil dólares para ver el super bowl? ¿Quién no quiere ir a la guerra y regresar con condecoraciones? ¿Quién no desea una casa de un millón de dólares? ¿Quién no quiere ser un artista famoso, millonario y aplaudido por las multitudes? ¿Quién no prefiere vender drogas y conseguir lo que sea, aunque sea por un minuto? ¿Quién no mata a su hijo o su hija pensando que todo está bien? ¿Quién no mata por un pedazo de pan? ¿Quién no se quita la vida pensando que no vale la pena vivir? ¿Quién no desea ser millonario en esta vida, y al mismo tiempo ser un excelente ejemplar de cristiano, hijo de Dios?

Dice el Apóstol Pablo en su Carta a los Filipenses Capítulo 2, 3-11: Sean Como Cristo

Sean como Cristo, el cual siendo de condición divina no quiso ser igual a Dios, más bien se despojó de sí mismo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo ante los hombres como un hombre cualquiera. Él se humilló y obedeció a Dios hasta la muerte y muerte de Cruz.

Hermanos míos, Cristo pudo ser multimillonario en esta vida. Cristo pudo haber tenido cuanto honor y gloria, y más que cualquiera en este mundo. Cristo pudo haber abusado de su poder en este mundo y hacer lo que cualquiera hubiera hecho, y como hoy lo hacen millares en el mundo y en la Iglesia. Cristo pudo haber formado una iglesia llena de sacerdotes corrompidos y abusivos con su poder. Cristo pudo haber tenido placeres, mujeres y concubinas como todos los reyes. Cristo pudo haber hecho lo que sea y seguir abusando a la humanidad eternamente. Con semejante poder, quien no quisiera tenerlo y hacer de las suyas como lo hacen tantos y tantos en este mundo.

Pero no, siendo Él: Dios, se despojó de su divinidad y se volvió un hombre semejante a cualquier hombre. No solo quiso ser un hombre cualquiera, pero decidió obedecer a Dios su Padre hasta la muerte y con una muerte de cruz.

Continuación…

Temas del Blog
  • 27Feb

    Esta página está tambien disponible en: English (Inglés) Saludos y bendiciones a todos en el mundo. Bendiciones

    Read more

Esta página está tambien disponible en: English (Inglés)