Polemicas

This post is also available in: English (Inglés)

 
Coro-Despedido-de-Iglesia-Catolica

El sacerdocio: Sinónimo de abuso y de autoridad.

¿Qué opina usted?

Desde que llegó este sacerdote, a nuestra comunidad, el infierno se ha sentido aún más caliente.

Nadie en misa conoce la paz de Cristo. Este sacerdote, promueve el desorden. Al nosotros, el coro de la misa, al levantarnos y rogarles a ciertos padres de familia, que si por favor podrían controlar a sus bebes, pues no podemos ya escuchar y ni siquiera nadie puede concentrarse en la santa misa.

Estos padres, disque católicos, que ni aman a Cristo y ni saben a qué vienen a misa; estas parejas de bebes llorando, reportaron al sacerdote o párroco, que los habíamos corrido de la iglesia. Así se desquitaban a lo salvaje, de nosotros; al no aceptar sus errores doctrinales, su pobre y su miserable fe.

Porque, si los padres de los niños, no saben que hacen en misa, ¿Ustedes creen que los bebés sí saben lo que es una misa? Espero que entiendan de qué estoy hablando, cuando digo que se nos revientan los tímpanos de los oídos. Porque si de sermones se trata, los bebés son los campeones, por encima de cualquier sacerdote o seglar necio. Espero que no me vayan a castigar, porque yo no sé lo que es ser padre de familia. Seguro que pensarán que yo soy un ser despiadado, y como seguramente no tengo hijos, pues soy un pésimo ejemplo familiar. Solo un psicópata y desquiciado como yo, puede pensar así.

El párroco, siendo un sacerdote mal intencionado, aprovechó las quejas de esta gente anticatólica, y dio la orden de despedir al coro de la comunidad; coro con muchos años de fidelidad a Cristo y a la iglesia, y nos dijo públicamente, que para eso había muchas iglesias. El coro somos yo (Jesé Retoño), mi esposa y todos mis hijos. Así, y sin remordimiento alguno, dictó sentencia este párroco; se tomó el derecho de abusar de Cristo y despedirnos de la iglesia. Este sacerdote ni escucharnos quiso, se declaró superior a Cristo y abusó de su autoridad; y puso su soberbia por encima de todo.

Cuando sucedió esto, a los católicos les importó muy poco. La comunidad católica en general, fue cómplice de la acción corrupta del sacerdote; excepto muchos otros, que también fueron amenazados, junto con nosotros. Pues muchos se dieron cuenta y denunciaron ante la diocesis las muchas otras injusticias de este párroco, pero la mayoría de los hispanos, siempre excusan y defienden a los sacerdotes corrompidos.

Pero, lo más indignante, es que nuestro obispo, estuvo completamente de acuerdo con el corrupto párroco. La respuesta típica de nuestro vicario diocesano, es que no sabemos dialogar y faltó comunicación. La pregunta que tenemos que hacer, es esta: ¿de cuándo acá un líder escucha al pueblo de Dios? Porque ciertamente, Cristo condenó el liderazgo del mundo, y si un sacerdote u obispo es líder, es también condenado, junto con su poder, su dinero y su liderazgo.

Por pedir silencio y respeto al santísimo, durante la santa misa, se nos despidió, sin ningún remordimiento alguno, y toda mi familia fue echada de la comunidad parroquial. Este párroco, sí que muestra su caridad y humildad, pues ya lleva una hilera larga de parroquianos despedidos.

En especial, ya terminó de despedir a toda la comunidad de habla en inglés o americanos, pues son los que más le han sacado sus trapitos al sol, y le han reprochado sus terribles pecados.

La comunidad americana de habla en inglés, ya se ha quejado demasiado y a nuestro obispo, no le interesa escuchar y ni atender a los fieles. La comunidad de habla inglés, al sacerdote, no le interesa para nada y entre menos anglos o americanos haya en la iglesia, mejor para él.

Este párroco, verdaderamente discrimina a quien sea, pues es un verdadero dictador. Pero nuestro obispo, a pesar de nuestras quejas; está muy bien y muy feliz. Nuestro Obispo, se parece al párroco, y no le importa lo que nos pace a los seglares. ¡Gloria a Dios hermanos! Que siga la corrupción y abusos del sacerdocio en nuestra diócesis y en el mundo entero. ¡Aleluya!

¡No cabe duda, el evangelio de Cristo nuestro Señor se acomoda a los caprichos perversos del clero! Cristo solo es un símbolo y los seglares, somos la fuente económica que sostiene la fe de la iglesia. Pues, hoy en día la fe se mide con dinero. ¡Gloria a Dios!

¿Usted qué opina?

This post is also available in: English (Inglés)

Escriba un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *