El Mecánico

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

 
Jesé Retoño

¡Hola! soy Jesé Retoño, nuevamente.

¿Cómo estás?

Te saludo en el nombre de Cristo. La paz sea contigo.

Les deseo una feliz navidad y un año nuevo, lleno de la gracia de Cristo.

¡Felicidades a todos!

Deseo irme dando a conocer ante todos ustedes, tal como yo soy, por lo que empezaré a platicarles un poco más de mi vida. Tengo una esposa, y cuatro hijos, vivo de mi trabajo y mi esposa también trabaja para juntos sobrevivir en este mundo. Sí, hace años que desee con toda el alma, poder evangelizar en mi parroquia y en mi diocesis, pero por desgracia, solo los de hueso colorado, y aquellos que saben quedar bien con la política de la diocesis y con los sacerdotes, son los que, engañando al público, logran ser reconocidos y pueden ser escuchados.

Si cambiamos el evangelio de Cristo al gusto de todos, en especial del sacerdocio, sin decir la verdad de Cristo, esos son los que pueden ser reconocidos en la iglesia.

Pero, eso ya no importa, a Cristo le molestó, y le sigue molestando mucho que su iglesia, se haya vuelto rebelde, hipócrita e insensata, como lo es hoy en día. Sin embargo, a pesar de todo, Cristo quiso que yo trajera su mensaje por otro medio.

Estimada audiencia, después de terminar este tema “Las catequistas lideran”, voy a iniciar un nuevo tema, con el que daré el inicio de mi misión evangélica.

Pronto, empezaré un nuevo tema, que se llama así: “Viaje al Purgatorio”.

Este tema, fue el inicio de mis apariciones celestiales, y la virgen “María” me llevó al purgatorio. Quiero que todos conozcan y vayan conmigo de la mano, para que experimenten lo que yo experimenté, allá en el purgatorio, como visitante.

Como mecánico que soy, usaré esta herramienta, para apretar las tuercas de todos, y así todos podamos mejor prepararnos para poder llegar al cielo, y nunca tener que pasar por el purgatorio. El purgatorio, no es recomendable para nadie, mejor es hacer como el Señor Jesús nos manda. El Señor Jesús le mandó a la mujer adúltera, así: Tampoco yo te condeno. Véte y no vuelvas a pecar (Juan 8, 1-11). ¡No pecar, es el secreto!

Toda la doctrina que yo enseño aquí en Piedrecita, es auténtica, fui instruido con los mejores maestros de la santa iglesia católica, apostólica y Romana, y reflejo la verdad de Cristo, reflejo el evangelio, tal y como Dios quiere. Yo vivo de las leyes de Dios, cumplo en mi vida con los sacrificios que la ley de Dios manda. La presencia de Dios Espíritu Santo, siempre me asiste. No me agrada violar los mandamientos de Dios. Me alimento, con el cuerpo y la sangre de Cristo cada domingo, y busco siempre decir la verdad en su lugar y tiempo, tal y como Cristo quiere que seamos todos en la iglesia, sin excepciones.

Yo les digo, Cristo no es ningún alcahuete, no encubre mentiras y vomita todo lo que es tibio. A Cristo mi hermano, le desagrada la falsedad y se ofende seriamente con los sacerdotes y fieles, que lo traicionan.

Los amo, pero Cristo quiere que todos lo sigan en sus leyes, una sola iglesia, no sectas y no otros cristos divididos. Cristo, se preocupa por todos y yo también quiero que todos se salven. Esta es la voluntad de mi Padre celestial.

Me despido por hoy, atentamente vuestro hermano el menor, “Jesé Retoño”.

Están todos invitados, a nuestro futuro próximo, nuestro futuro nuevo tema: “Viaje al Purgatorio”.

Quizás uno de estos días, podré reparar tu vida y podrás ver a Dios. Yo soy, una herramienta de la paz de Cristo. Los amo, y no me olvido de aquellos que me siguen y que quieren encontrarse con el Dios único y verdadero.

Espero en Cristo, que este año, sea un año nuevo, lleno de conversiones en Cristo, y que sean muchos hombres y mujeres nuevos para Dios.

La paz de Cristo sea con todos.

Yo soy, Jesé Retoño.

Lo que yo más deseo, es que mi propia iglesia católica, deje su hipocresía y vuelva a ser obediente y humilde ante Cristo.

Saludos a todos. ¡Feliz año nuevo!

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *