El Mecánico

This post is also available in: English (Inglés)

 
Jesé Retoño

¡Hola! yo soy Jesé Retoño.

¿Cómo estás?

Te saludo en el nombre de Cristo. Que la paz de Cristo sea contigo.

De ahora en adelante, quiero irme presentando ante todos, tal y como yo soy en realidad. Los evangelizadores y sacerdotes, todos tienen títulos y reconocimiento de la iglesia, pero yo no tengo nada.

Los grandes evangelizadores, esos, los que mueven montañas y realizan grandes milagros…sí, los grandes sacerdotes que hablan con autoridad, y que se presentan ante las grandes asambleas diocesanas, y aquellos que se presentan representando a un obispo cualquiera o diócesis, sí…aquellos que cruzan los pies en el altar y se sienten como dioses, hablando ante la audiencia, todos ellos tienen el apruebo y autorización de la santa iglesia católica. Pero, yo solo tengo a Cristo, y vivo ante mi padre celestial.

La verdad, yo soy un simple mecánico de aire acondicionado, no tengo pinta de evangelizador y posiblemente ni de buen cristiano. Soy prácticamente un vagabundo, que no tiene ni donde reclinar la cabeza. Soy algo así como los perros callejeros. Me dedico a reparar problemas mecánicos de mucha gente. Siempre uso mis herramientas para hacer que las unidades de aire acondicionado y refrigeraciones, vuelvan a trabajar. A veces las tengo que remplazar, porque ya no tienen remedio, así como Cristo hace de nuestras vidas, cuando ya no tienen ningún remedio. 

Soy hermano de Cristo e hijo de mi padre celestial. Soy un simple hombrecillo, eternamente enamorado de mi Padre celestial. Me la paso solo pensando en el día en que volveré a estar en los brazos de mi padre eterno. Pero, Dios mi padre celestial y Cristo mi hermano, me han entregado una misión, y he venido a cumplirla, visitando al pueblo mío y pueblo de Dios; pero los míos, mis hermanos, los que supuestamente aman a Dios y son su santa iglesia, católica, apostólica y Romana. ¡Si!, ellos, a los que he sido enviado, me han insultado, me han querido demandar y me han despedido de la iglesia.

Quiero que sepas, que poco a poco iré hablándote de mí y de cómo es mi vida, para que todos sepan que soy un simple ser humano con muchas deficiencias; pero con un anhelo muy grande de obedecer a Cristo y a mi Padre Celestial. Soy un simple seglar de la santa iglesia católica apostólica y Romana.

“Peor aún, soy un miserable pecador”.

Quiero invitarte a seguir buscando a Cristo, y quiero que sepas que todo lo que yo escribo aquí en “Piedrecita”, me es entregado por motivación e inspiración divina, a veces directamente y otras indirectamente. No me gusta dar mucho mi opinión, porque si yo empiezo a dar mi opinión, empiezo como la mayoría, a ensoberbecerme y a enseñar errores doctrinales. 

Yo, prefiero escuchar a Cristo y usar la razón en todo cuanto él me asigna, para que todos podamos libremente llegar ante Cristo. !Sí! cuanto desearía, que alguno de ustedes, pudiera escuchar la voz de Cristo mi hermano, les aseguro que el que lo llegue a escuchar como yo lo escucho, no dejaría de amarlo y adorarlo.

Pues Cristo me ha enviado, para que tú lo conozcas tal y como Él es. Esta es mi misión; sepan que yo los quiero y me preocupo por la salvación de todos aquellos que buscan a Cristo con Corazón recto. He venido para abrir brecha y llevar a muchos a la Gloria de mi Padre. Por hoy, me despido, pero pronto volveré con más de mi vida personal.

Quédate aquí en “Piedrecita” y sigue buscando a Cristo, él te llama y te busca con todas sus fuerzas. Yo soy un instrumento de su paz, y estoy completamente unido a Él y a mi padre celestial. Ya te mostraré muy pronto, quien soy yo, en realidad.

La paz de Cristo se quede contigo. 

Atentamente: “Jesé Retoño”.

Los amo y Cristo los ama mucho más.

This post is also available in: English (Inglés)

Escriba un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *