Polemicas

This post is also available in: English (Inglés)

 

¿Qué opina usted?

Evangelizar es la misión de la iglesia. Para lograr la conversión de un pecador, el pecador convertido llora muchas lágrimas de dolor y arrepentimiento. La conversión de muchas personas, a la vida cristiana, se obtiene prometiéndoles y ofreciéndoles un cambio radical en sus vidas, una nueva vida al lado de Cristo, y una vida llena de la gracia de Dios.

¿Qué sucede cuando los convertidos vienen a las misas dominicales, llenas de católicos mediocres, que inclusive no saben ni porque son católicos? ¡Pero todos comulgan! Y ¿Qué pasa cuando estos convertidos, ven que los sacerdotes, complacen a las multitudes que tan solo buscan quedar bien ante los demas? ¿Qué pasa con las multitudes de creyentes, que ni siquiera viven en la gracia de Dios? ¡Pero después de Misa, se van a vivir la vida cómoda y placentera del mundo! Pues venir a misa, es tan solo una tradición cultural de los católicos, o simplemente es un ambiente apropiado para socializar.

¿De que sirvió la conversión de nuevos católicos llenos del espíritu santo? En efecto, los nuevos convertidos, son la carnada efectiva, para las vendimias y colectas de fondos financieros en la iglesia. Pues los recién convertidos no ven los errores de la iglesia y ni de los líderes; pues todo lo ven maravilloso y perfecto. ¡Gloria a Dios! ¡Alabado sea el Señor!

La pregunta que nos debemos hacer: ¿No deberían los evangelizadores, evangelizar a toda la iglesia nuevamente, en vez de andar de misioneros buscando nuevos cristianos?

Si la responsabilidad ante Cristo, recae en el magisterio de la iglesia, entonces: ¿A quiénes deberían evangelizar los evangelizadores católicos? ¿¡A los desobedientes católicos domingueros o a los sacerdotes que desobedecen las leyes de Dios!?

¿Usted que opina?

This post is also available in: English (Inglés)

Escriba un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *